abrir una caja fuerte

Tres métodos para abrir una caja fuerte

Si tenemos una caja fuerte convencional y tenemos prisa por acceder a su interior, pero no funciona la cerradura o hemos olvidado la combinación que la abre, siempre podemos optar por forzar una apertura de la caja fuerte por nuestra cuenta, aunque lo más recomendable es avisar a un cerrajero, ya que éste puede hacerlos el trabajo de una manera profesional, sin que la caja fuerte sufra daños.

1º Romper pernos o bisagras

Aun así, si queremos hacerlo por nuestra cuenta, la primera opción, que no es la más recomendada, es romper los pernos y/o bisagras, lo que se realizaba antiguamente, cuando las técnicas de aperturas no estaban tan avanzadas como lo están hoy en día.

Para ello, deberemos hacer palanca en la esquina en la que se encuentran los pernos y/o bisagras. Utilizaremos un destornillador de palanca ancha, que colocaremos entre la puerta y el marco de la caja. Para introducirlo nos ayudaremos de un martillo, con el que iremos pegando golpes hasta que entre. Después, sólo tenemos que ejercer presión, de tal modo que permitamos el acceso a una hoja de sierra con la que, poco a poco, iremos cortando los pernos que se encargan de sostener la puerta. Cuando los hayamos cortado sólo debemos empujar la puerta hacia afuera para sacarla por el costado por donde gira la puerta.

Si luego queremos devolverla a su forma original y que la caja fuerte nos quede como estaba originalmente, tendremos que acudir a un cerrajero, que nos dejará los ejes en su forma original.

apertura caja fuerte

Estos artículos pueden interesarte

  1. Seguridad del hogar en las vacaciones
  2. Cerraduras Multipunto
  3. Cambiar pomo paso a paso

2º Introducir alambre en el reloj y romperlo

Este método no es muy recomendable porque es muy invasivo y las cajas fuertes sufren daños considerables. Por eso, es mejor decantarse por una segunda posibilidad, si la caja fuerte tiene reloj. Con la ayuda de una piza de punta levantamos el lateral izquierdo de la chapa, alzándolo lo máximo que podamos. Entonces observaremos un tornillo, que retiraremos.

Ayudándonos de una linterna veremos que tenemos comunicación con el interior de la casa. Entonces, cogemos un alambre de acero, una medida inferior al diámetro del oficio, y lo metemos por el interior, llevándolo hacia abajo como si buscáramos el centro del dial. Ejerceremos una leve presión hasta sentir que hace tope con el primer disco. Entonces comenzamos a girar el reloj lentamente hacia la derecha.

A media que giremos escucharemos el rozamiento del alambre con el disco. Llegará un momento en el que se encuentren el alambre y la ranura del disco, cayéndose hasta la combinación central. Esto significará que hemos encontrado el primer número del código.

Ahora continuaremos girando el dial pero en sentido inverso. Repetiremos la operación anterior hasta sentir que el alambre encuentra el túnel para llegar al otro disco, y así hasta que tengamos como resultado los tres números del código. Debemos prestar mucha atención, para darnos cuenta de cuándo el alambre se introduce de manera brusca hacia el interior de los discos. Después de realizar esta opción será necesario sustituir el reloj.

3º Hacer un orificio al lado del reloj

Existe una tercera opción, que es igual que la anterior pero con la diferencia de que el reloj queda en perfecta estado. Para poder realizar esta posibilidad necesitaremos realizar un orificio, con la ayuda de un taladro, en el anillo que localizamos al lado del reloj. Este orificio tiene que ir en la zona de la izquierda del reloj, justo en el centro, en la misma dirección y altura del tornillo que citábamos anteriormente.

Realizaremos el orificio con la ayuda de una mecha de acero rápido con un diámetro de 2 mm de espesor. Cuando atravesemos el anillo continuaremos atravesando la puerta y para eso será necesario que la mecha pase de forma inclinada, apuntando hacia el centro del reloj.

Una vez que tengamos el acceso al interior de la caja fuerte volveremos a aplicar los procedimientos antes explicados, manipulado el reloj con la ayuda de un cable de acero. Una vez hemos terminado, conviene cambiar de posición la ubicación del anillo, que podrá ser girado hacia la derecha para que el agujero quede colocado en el sentido contrario.

Existen otros métodos, pero son muy avanzados, por lo que lo mejor es, en el caso de que necesite urgentemente el contenido de la caja fuerte, llamar a un cerrajero, que puede abrirle la caja fuerte mucho más rápido de lo que puede hacer usted y sin causar tantos daños. En Mahico Asistencia estamos para atenderle las 24 horas del día, los 365 días del año, lo que significa que puede llamarnos a cualquier hora del día o de la noche, incluso fines de semana o festivos.

Destacamos los servicios de Cerrajeros 24h en estas ciudades:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll Up